Consejos para reparar bisutería

Muchas veces los accesorios nos juegan una mala pasada, ya que pueden presentar pequeños daños de los cuales nos damos cuenta justamente a la hora de utilizarlos. ¿Se ha roto el broche, se ha anudado la cadena o se ha torcido el anillo? Si te ha sucedido algo de esto, aquí tienes algunos consejos para reparar bisutería que puedes hacer tú misma. Si bien recomendamos que no repares joyería fina por tu cuenta, estas soluciones rápidas te ayudarán para que vuelvas a usar tus accesorios favoritos.

Reparar bisutería

Reemplazar una piedra perdida:

La clave para reemplazar una piedra perdida es comprender el tipo de materiales con los que estás trabajando y encontrar el pegamento adecuado para joyas. Hagas lo que hagas, no uses el pegamento común que venden en la ferretería (superglue), porque probablemente esa no sea la mejor opción, aunque puede funcionar por un corto tiempo.

Quitar nudos en una cadena:

La forma más fácil de evitar que se enreden las cadenas es colgarlas en lugar de apilar los eslabones uno encima del otro en una caja o en el tocador. Pero una vez que el nudo está ahí debes armarte de paciencia y acompañarte de: un par de alfileres, buena iluminación, una superficie dura, hisopos de algodón y un poco de aceite para bebés.

Comenzando por un extremo suelto, empieza a desenredar uno o dos trozos de cadena. Usa el hisopo de algodón para aplicar aceite de bebé en los nudos rebeldes y así ayudar a que la cadena se deslice fácilmente.

Reparar o reemplazar ganchos para pendientes:

Esta es una de las reparaciones más prácticas! Para cambiar el gancho para pendiente éste debe estar unido al pendiente mediante un aro de salto: abre el bucle del gancho con pinzas planas, retira el gancho viejo y coloca el nuevo abriendo y cerrando el aro de salto.

Cambiar la forma o el tamaño de un anillo:

Dos problemas de anillos comunes pero fáciles de solucionar son las bandas deformadas y los anillos que se han vuelto demasiado pequeños con el tiempo, pues ambos se reparan fácilmente con un mandril de metal y un mazo de cuero.

Coloca el anillo en el mandril tan abajo como sea posible y golpea suavemente el costado con el mazo, empujando el anillo hacia abajo. Repite en el otro lado quitando el anillo y volteándolo.

Para remodelar un anillo, solo debes aplicar la presión suficiente para que el anillo vuelva a redondearse. Para agrandar el anillo, continua golpeando, girando el anillo hasta que consigas el tamaño deseado en el mandril.

Ten en cuenta que algunos metales no se pueden estirar de esta manera, por lo que si el tamaño no parece cambiar, ese puede ser el problema.

Consigue en nuestra tienda virtual todos los materiales de bisutería que necesitas

Reemplazar un broche para cerrar:

En muchos accesorios se rompe el broche para cerrar porque es el área de mayor uso. Hay dos problemas típicos: un aro de salto se abre y parte del broche se pierde o el resorte se rompe y ya no cierra correctamente.

.

.

.

.

Para ambos problemas, la solución es la misma: debes reemplazar el cierre roto por uno nuevo. Al comprar un broche nuevo, asegúrate de obtener uno que sea similar en tamaño y forma al anterior; de esta manera la pieza se ajustará correctamente.

Reparar una pulsera elástica:

Las pulseras elásticas, por muy bien hechas que estén, eventualmente se romperán. No hay forma de reparar el elástico viejo, por lo que deberás volver a enhebrar la pulsera en un nuevo elástico. El primer paso es encontrar el cordón elástico adecuado para tu pulsera. Una clave para obtener resultados exitosos es utilizar un nudo de cirujano para atar el elástico.

Anudar un collar roto:

Si tienes un collar de abalorios engarzados en alambre el mismo puede aflojarse en los bordes (salirse de los abalorios de engarce) o romperse por el desgaste. Cuando esto suceda, tendrás que colocar abalorios de engarce nuevos. Esta es una de las reparaciones simples más difíciles, porque trabajar con abalorios de engarce es complicado para los principiantes.

Para que un abalorio de engarzado se mantenga, debes encontrar el tamaño correcto para el alambre que estás utilizando. Puedes aplanar los engarces con pinas de punta plana, pero para obtener un acabado profesional, las pinzas de engarzar especiales facilitarán el trabajo y darán resultados hermosos y duraderos.

En Los abalorios encontrarás los mejores materiales para hacer bisutería

¡Si te ha gustado este post dale Like y suscríbete a nuestro Newsletter!

Imágenes: kormanfinejewelry, jewelrydesigns, redtri, jewelersmutual, callagold, runningwithsisters, pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *