Cómo hacer anillos de arcilla metálica

Con arcilla metálica podrás crear piezas que -como su nombre lo indica- logran tener un parecido al metal. Dijes, anillos, pulseras y diversos tipos de accesorios pueden ser logrados utilizando este material; que si bien requiere cierta práctica para su uso, una vez que te acostumbres no podrás parar de crear piezas de bisutería. Sigue leyendo y aprende cómo hacer anillos de arcilla con un look metálico.

Anillos de arcilla metálica

Ten a mano:

  • 20-25 gramos de arcilla metálica de plata fina.
  • Aceite de oliva o desmoldante.
  • Agua.
  • Botella de spray de niebla fina.
  • Hojas de trabajo antiadherentes de teflón.
  • Rodillo.
  • Azulejos con textura o similar (sellos, etc.).
  • Pincel de punta fina.
  • Plato pequeño.
  • Mandril de silicona.
  • Papel para congelador.
  • Cinta adhesiva.
  • Lijas de grano 400-800.
  • Limas de uña suaves.
  • Cepillo de alambre de latón.
  • Bloque de goma.
  • Horno.

Consigue en nuestra tienda virtual todos los materiales de bisutería que necesitas

Paso a paso:

Para comenzar, determina el tamaño del anillo, en este punto ten en cuenta el factor de contracción de la arcilla y aumenta este número en un tamaño de anillo de entre 1 1/2 hasta 2 1/2 más grande.

La cantidad que aumenta varía según el tipo de anillo (banda ancha o delgada) y qué tan gruesa o delgada es la capa de arcilla.

Hay algunos productos en el mercado que ayudan a limitar la contracción que atraviesan los anillos de arcilla metálica durante el proceso de cocción. Hay dispositivos (discos de tamaño de anillo, gránulos de tamaño de anillo, núcleos de anillo) que son colocados dentro del anillo al comienzo del ciclo del horno. La arcilla se encoge pero solo hasta que llega al dispositivo.

Acondiciona la arcilla y extiéndela hasta obtener el grosor deseado.

Envuelve la arcilla alrededor del mandril y coloca los extremos de modo que se superpongan.

Una vez lograda la apariencia deseada, dobla suavemente la capa superior y aplica un poco de agua a la superficie de la arcilla, en ambas capas (la parte superior de la capa inferior y la parte inferior de la capa superior). Junta las dos capas y aplica una presión suave.

Aplica la textura al anillo con suavidad, mientras está húmedo.

Deja que la arcilla se seque. Una vez que el anillo esté seco, se desprenderá fácilmente del mandril de silicona. Deja que se seque más si la parte inferior aún está húmeda.

Con la lima para uñas, refina el anillo para lograr el mejor acabado posible. Puedes volver a colocar el anillo en el mandril para que quede apoyado durante el limado y el lijado.

Prepara el anillo para hornear, coloca dentro del mismo un gránulo de anillo (u otro dispositivo para evitar el encogimiento) del tamaño deseado para el anillo.

Cocina el anillo a la temperatura y cantidad de tiempo recomendada por el fabricante.

Luego de horneado puedes dejarlo tal cual salió del horno o aplicar una pátina.

En Los abalorios encontrarás los mejores materiales para hacer bisutería

¡Si te ha gustado este post dale Like y suscríbete a nuestro Newsletter!

Imágenes: pinterest

Posts Relacionados:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *