Consejos para el cuidado de la joyería: almacenamiento y limpieza

Si te encantan las joyas, es probable que tengas una linda colección de las mismas; y aunque cuidar adecuadamente tus accesorios puede ser un poco desalentador, hay muchas formas de facilitar su cuidado. Sigue leyendo y comienza a emplear los consejos para el cuidado de la joyería que compartimos el día de hoy, desde el almacenamiento hasta la limpieza.

Almacenamiento

La forma en que guardas tus joyas puede afectar realmente su longevidad: los collares pueden enredarse, los metales pueden mancharse, las piedras pueden romperse…la cantidad de cosas que pueden salir mal son casi infinitas, pero todas son evitables. Como regla general: todas las joyas deben almacenarse fuera de la luz solar directa y en un área con una temperatura regulada. Con eso en mente, hay algunas maneras de almacenar cada tipo de accesorio.

Anillos

Con frecuencia, los anillos están hechos de metales preciosos y muchos tienen piedras incrustadas, por lo que deben almacenarse de forma segura para evitar que se dañen. Cualquier anillo valioso debe revisarse regularmente para detectar problemas y es mejor almacenarlo en sus propias cajas de exhibición para evitar la abrasión de otros anillos.

Otra opción es obtener un soporte para anillos que se ajuste perfectamente en un cajón donde puedas guardar muchos anillos.

Collares

Los collares son propensos a enredarse, por lo que una de las mejores maneras de guardarlos es colgarlos cuidadosamente. Esto también ayudará a evitar cualquier nudo que pueda ocurrir en los delicados collares de cadenas.

En nuestra tienda virtual podrás conseguir todos los materiales de bisutería que necesitas

Pulseras

Las pulseras de cadena también pueden enredarse, por lo que mantenerlas sin enrollar y en línea recta puede ayudar a evitar esto. Puedes usar divisores de cajón para crear un área específica para que las pulseras se distribuyan de esta manera.

Pendientes

Una forma popular de almacenar pendientes es colgarlos en pantallas de malla de alambre: de esta manera es fácil ver todas las opciones. Si tienes piezas más costosas y/o delicadas, puedes almacenarlas en una cajita con base de espuma.

Limpieza

Los principales tipos de joyas que necesitan limpieza son los metales preciosos como la plata y el oro, pero las joyas de cuero, piedra o perlas también pueden necesitar limpieza cuando se usan mucho. Se recomienda limpiar las piezas que más se utilizan cada dos semanas.

Metales preciosos

Solamente necesitas agua tibia y jabón para limpiar los metales. Siempre que enjuagues el jabón completamente y con cuidado, no se verá afectada la longevidad de la pieza. La mejor manera de secar metales preciosos recién limpiados es dejarlos secar al aire o usar un paño suave de microfibra para evitar que aparezcan manchas de agua.

Para que la pieza no pierda el lustre, debes remojar las piezas empañados en agua tibia y jabón suave durante 24 horas (usa jabón para platos); una vez pasado ese tiempo, frota la pieza ligeramente con un cepillo de dientes suave antes de enjuagar y secar.

Los abalorios es la tienda web que tiene los mejores materiales para tus proyectos

Piedras, cuero y perlas

Estos deben limpiarse cuidadosamente con un paño de microfibra ligeramente húmedo, ya que son productos orgánicos que requieren un cuidado más delicado que los metales más duros. Evita exponer las joyas de piedra a los cambios bruscos de temperatura: si hace frío, no uses agua tibia, ya que podría romperse o agrietarse.

Los cristales semipreciosos pueden beneficiarse realmente de la limpieza con agua corriente, pero ciertas piedras no reaccionan bien al agua y pueden comenzar a corroerse cuando se exponen a ella.

Precauciones generales

Hay algunas reglas generales que puedes seguir para asegurarte que tus joyas se mantengan en buen estado durante más tiempo:

  • No rocíes perfume directamente sobre la joyería.
    Colócate las joyas después de aplicar crema hidratante o lociones.
    Si usas productos para estilizar el cabello, coloca las joyas después de aplicarlos.
    No exponga las joyas de piedra a cambios bruscos de temperatura.
    Quítate las joyas antes de lavarte las manos y/o antes de nadar.
    No uses joyas cuando limpies la casa.
    Quítate las joyas antes de realizar ejercicios.

Si amas las joyas tanto como nosotros, querrás mantenerlas realmente seguras y con el mejor aspecto posible. Con un almacenamiento inteligente, un uso consciente y una rutina de limpieza regular, tus joyas seguramente lucirán impresionantes por más tiempo.

¡Si te ha gustado este post dale Like y suscríbete a nuestro Newsletter!

Imágenes: longsjewelers, vraiandoro, wikihow, sterlingboulevard, harrykjewelry

Posts Relacionados:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *